Vitaminas de verano

Vitaminas de verano

El verano es tiempo de relax y de diversión, de dejar las preocupaciones a un lado y volcarse al disfrute. Esto no es sinónimo de excesos ni descontrol, y en especial al tratarse de cuestiones de salud. Los cuidados en alimentación y ejercicio diario deben de no abandonarse durante las vacaciones de verano, en especial porque ante las altas temperaturas el cuerpo se ve expuesto a una pérdida mayor de hidratación y por ello es necesario garantizar la ingesta de vitaminas y minerales. ¿Qué vitaminas debemos tomar en verano?

Las vitaminas son esenciales para el correcto funcionamiento celular del organismo y el metabolismo, son esenciales para nuestro cuerpo y se adquieren a través de la alimentación. Tanto frutas como verduras son ricas en vitaminas, y tan solo nos basta con pequeñas dosis para que hagan su efecto en nuestro organismo.

En ConTuFamilia queremos compartir algunas de las vitaminas que no puedes dejar de tomar durante el verano. Toma nota:

La vitamina A se encuentra en varias frutas de verano, como el melón. La vitamina A es vital para el verano ya que previene la sequedad de la piel y de las mucosas que se encuentran expuestas a aires acondicionados, etc.

La amplia variedad de vitamina B hacen que sean infaltables en tu dieta. Relacionadas con el metabolismo celular, las vitaminas B se encuentran en las carnes, las frutas y las verduras de hoja verde. Los tipos de vitamina B que no puede faltar este verano son B9 (ácido fólico), B2 (riboflavina), B3, B5 y la vitamina B6.

La vitamina C no puede faltar ya que si bien se caracteriza popularmente como una vitamina contra los resfriados, la vitamina C es muy beneficiosa para combatir los efectos del estrés y evitar la oxidación de las células por la exposición de los rayos solares.

La vitamina D, si bien se obtiene a través de la exposición solar (aunque existen suplementos de vitamina), es importante ya que es un protector solar natural de nuestra piel ante los rayos de sol y permite que las células de la piel se regeneren más rápidamente.

La vitamina E protege a tu organismo de enfermedades como el cáncer de mama, próstata y pulmón. El mango, el melón, entre otras frutas, son fuentes por excelencia de la vitamina E.

Este verano protégete del verano y cubre las necesidades de tu cuerpo con este listado de vitaminas para el verano.

 

Deja un comentario