En verano piel sana: Tipos de protectores solares

En verano piel sana: Tipos de protectores solares

Una de cada seis personas podría padecer cáncer de piel a lo largo de su vida. Cada vez más son las personas que padecen de algún tipo de problema en la piel a causa del sol. En España se detectan 160 casos por cada 100.000 personas según la Organización Mundial de la Salud (OMS). Ante este dato, varias comunidades han puesto en marcha campañas de detección precoz de cáncer de piel ya que el 90% de los casos puede curarse.

El cáncer de piel cada vez es más frecuente, superando al de mama, próstata o colon. Su detección es sencilla ya que es visible y cada uno puede detectarlo inspeccionando su propia piel. La prevención ante la exposición solar se hace aquí primordial para poder evitar cualquier tipo de problema. Los protectores solares se vuelven fundamentales para poder combatir el efecto dañino del sol sobre nuestra piel.

Existen dos tipos de filtros solares: los denominados filtros químicos que absorben los rayos evitando que éstos penetren en la piel y, por otra parte, los filtros físicos que reflejan los rayos para que la piel no los absorba a base de minerales (óxido de zinc, dióxido de titanio). Un protector solar no sólo debe protegernos de los rayos UVB sino también de los UVA (los que causan daño a la piel) e IR (rayos infrarrojos).

A la hora de elegir el protector solar más idóneo debes pensar en:

  • Fototipo de tu piel (color y sensibilidad de la piel)
  • Tiempo de exposición solar
  • Resistencia al agua
  • Edad de la persona que usará la crema solar (personas mayores, niños y bebés)
  • Tipo de piel

Veamos los tipos de protector solar que existen en el mercado:

  • SPF (Sunburn Protection Factor) estas cremas protegen de los daños provocados por los rayos UVB. Se pueden encontrar desde SPF15 hasta SPF50 o más de 50.
  • De amplio espectro (broad spectrum) protegen la piel tanto de los rayos UVB (quemaduras) como también de UVA (envejecimiento de la piel), y en algunos casos dependiendo del producto en cuestión, de los rayos infrarrojos (IR).
  • Los resistentes al agua son los que aportan total protección tras 40 a 80 minutos en el agua sumergido.

Es importante aplicar los protectores solares 15 minutos antes de la exposición solar, y extenderlo de forma uniforme por la piel especialmente en zonas de piel sensible.

¡Este verano cuida tu piel de los rayos de sol!

 

 

 

Deja un comentario