Tablets, móviles… ¿cómo afectan a nuestra vista?

Tablets, móviles... ¿cómo afectan a nuestra vista?

Las nuevas tecnologías han llegado para quedarse y eso no hay quien lo pueda negar teniendo en cuenta la gran aceptación que han tenido los dispositivos móviles. Sin embargo el uso de este tipo de dispositivos electrónicos, debido a la gran exposición que tenemos a ellos, puede repercutir en nuestra salud visual. ¿Cómo afecta las pantallas electrónicas de tablets y móviles a nuestros ojos?

Basándonos en datos publicados en un estudio del 2014 que analizaba hábitos y usos de la tecnología ( “Sociedad de la Información”), se destaca a España como uno de los países con mayor grado de conectividad a Internet en Europa. Según este informe, el 80% de los móviles en España son smartphones, y de estos, el 78% de los internautas son usuarios intensivos. Estos datos confeccionan un mapa de nuestra sociedad muy volcada a las nuevas tecnologías, y un perfil de usuario muy ávido de tecnología… pero ¿existen “daños colaterales” de esta sed tecnológica?

Diversos informes y estudios médicos han demostrado que el excesivo uso de los dispositivos móviles puede afectar nuestra salud visual. La principal causa de este síndrome visual radica en la gran exposición visual a este tipo de dispositivos afectando a nuestros ojos. No sólo por la luminosidad de la pantalla, sino por diversos factores que se enumeran a continuación:

  • El uso de dispositivos móviles implica una disminución del número de parpadeos lo que afecta la lubricación del ojo, una función fundamental de nuestra visión. Los dispositivos móviles reducen en un 30% el parpadeo por minuto.
  • La amplitud de parpadeo también se ve afectada por la exposición visual a los dispositivos móviles. Esto implica que se realizan parpadeos “incompletos”, es decir que la calidad de la lágrima sea de menor calidad y cantidad, lo que afecta la correcta lubricación del ojo.
  • Al interactuar visualmente con la pantalla del dispositivo móvil exige un mayor enfoque ocular, es decir un exceso de enfoque que puede derivar en diferentes afecciones visuales como puede ser aumento de dioptrías (disminución de la capacidad visual), miopía, astigmatismo, entre otras.
  • Los dispositivos móviles que se utilizan a corta distancia emiten una gran cantidad de luz azul, este tipo de luz es dañina para nuestra salud visual en períodos de larga exposición pudiendo traer problemas como fatiga y estrés visual, hasta muerte prematura de las células de la retina.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda hábitos saludables para nuestros ojos y así prevenir cualquier problema o afección visual.

Deja un comentario