Prepara tu coche para el otoño

Prepara tu coche para el otoño - Revisión en Otoño

El otoño ha llegado con fuerzas y no sólo lo notamos nosotros en nuestra piel sino que los vehículos también lo padecen. Las bajas temperaturas, las constantes lluvias, entre otros factores pueden dejar huella en nuestro coche afectando su rendimiento y buen funcionamiento. Por ello, en ConTuFamilia queremos compartir algunos consejos para que mantengas tu coche a punto en otoño.

Para cuidar la salud de nuestro coche y que este funcione correctamente es preciso realizar revisiones mecánicas de motor, neumáticos, líquidos refrigerantes, frenos, entre otros aspectos. Coge lápiz y papel y descubre cómo cuidar tu coche en otoño:

En otoño los cambios de temperatura y atmosféricos son variables por ello es más frecuente la presencia de niebla o lluvia en la carretera. Revisar las luces te garantiza una conducción segura, esta revisión es recomendable realizarla cada 5 años. Además, limpia los faros y cristales para maximizar la visibilidad.

Los neumáticos son un factor primordial a la hora de circular con máxima seguridad en carretera. El tipo de agarre, el desgaste de los dibujos en la rueda, la rigidez o no del material, la presión de aire; estas variables son criterios a tener en cuenta a la hora de decidir cambiar tus neumáticos. ¿Cómo detectar que se necesita un cambio de neumáticos? Según la normativa cuando el dibujo de la goma es menor a 1,6 mm de profundidad (Conoce más información sobre neumáticos aquí).

Tanto la luneta trasera como el parabrisas son elementos a revisar en otoño. Es importante verificar que las escobillas del parabrisas estén en perfectas condiciones para que puedan ofrecer una clara visibilidad al conductor cuando el mal tiempo apremie en la carretera. Verifica que la goma de las escobillas no esté cuarteada y mantenla limpia.

Tanto el aceite como el líquido refrigerante son importantes a tener en cuenta a la hora de preparar tu coche para el otoño. Estos líquidos protegen al motor de las bajas temperaturas y de la posible corrosión otoñal. Se recomienda cambiar el líquido refrigerante cada dos años.

Las bajas temperaturas hacen que poner el coche en marcha en otoño conlleve más esfuerzo por ello es importante contar con una batería que esté cargada al 100%. Las baterías tienen una vida útil promedio de cinco años, verifícala y mantente atento.

Además de tener en cuenta estos puntos, también es importante revisar el estado del coche bajo el capó para garantizar que todas las piezas estén en perfectas condiciones (correas, abrazaderas, etc.)

Es importante, debido a los últimos acontecimientos meteorológicos, evitar aparcar en zonas inundables o proclives a que pasen grandes cantidades de agua, como también renunciar a cualquier intento de recuperar el vehículo en caso de grandes lluvias.

Este otoño cuida tu coche de las bajas temperaturas y maximiza la seguridad en carretera.

 

Deja un comentario