¿Qué es la siniestralidad laboral vial?

¿Qué es la siniestralidad laboral vial?

Existen diversas profesiones u oficios donde la movilidad es imprescindible: repartidores de pizza, carteros, transportistas, entre tantos otros. La seguridad vial se vuelve clave para estas personas que trabajan fuera de oficinas, tiendas y despachos. Sin embargo día a día la DGT apuesta por disminuir el número de accidentes laborales viales (ALV) que sigue superando en número de accidentes a los ALnoV (accidentes laborales no viales). ¿Qué es la siniestralidad laboral vial?

Según datos recogidos por la Dirección General de Tráfico, en España al año mueren alrededor de 181 en más de 52.000 accidentes laborales de tráfico. Además se especifica de estas 181 víctimas mortales de accidentes de tráfico, 100 corresponden a trayectos de casa al trabajo y viceversa, mientras que 81 responden a accidentes que tuvieron lugar durante la ejecución de una jornada laboral. De esta manera, para muchos trabajadores en España, el tráfico se convierte en un riesgo laboral.

En España todo parece indicar que mientras que las tasas de accidentes en el entorno laboral y de tráfico disminuyen o tienden a estabilizarse, los accidentes laborales viales siguen aumentando. La siniestralidad laboral vial sigue siendo un tema de máxima preocupación por parte de la DGT como también de varias asociaciones y sindicatos que velan por una ley que maximice la seguridad de los trabajadores en la carretera.

La siniestralidad laboral vial hace referencia a todo accidente laboral que tenga lugar en la carretera. Por ello es muy importante mejorar la seguridad vial laboral en varios aspectos, ya sean desde los legales hasta los hábitos y rutinas de trabajo como:

  • Trabajar desde la empresa planes de movilidad y seguridad vial que conformen un Proyecto Superior de Prevención de Riesgos de Trabajo donde se analicen las causas de los accidentes, cursos de formación, etc.
  • Revisiones periódicas de los medios de transportes que se utilicen para los desplazamientos laborales.
  • Ofrecer al trabajador la posibilidad de estar en calma, sin estrés o fatiga a la hora de realizar un desplazamiento.
  • Disponer de información meteorológica y de tráfico en carreteras para confeccionar rutas acordes y que mejoren la calidad de conducción.
  • Vestir el equipamiento de seguridad reglamentado en caso de conductores de motos (chaleco, casco, etc.).

Reducir la tasa de siniestralidad laboral vial se vuelve una prioridad tanto para los organismos responsables de su regulación como de empresas, sindicatos, trabajadores, entre otros. Conoce más sobre la nueva ley de Tránsito.

Deja un comentario