Enseñar a los niños a ver la televisión

familia-television-dibujo

Desde la llegada de la televisión a nuestro país a principios de los años 50, este aparato se ha ganado un lugar privilegiado en la mayoría de los hogares españoles.

Si bien durante años ver la televisión fue una actividad que se hacía en familia, con el paso del tiempo, la aparición de nuevos canales especializados y el cambio en las jornadas laborales han hecho que los niños vean la televisión solos durante horas, sin ningún tipo de control parental, y tengan a su disposición contenidos que tal vez no sean del todo adecuados para ellos.

Por eso hoy, Día Mundial de la Televisión, desde Con Tu Familia queremos ofrecerte algunos consejos para enseñar a los niños a ver la televisión.

Según el Centro de Investigaciones Sociológicas, los niños pasan al año 960 horas en la escuela, ¡y casi las mismas delante de la televisión! Además, tres de cada diez niños entre 4 y 12 años tienen un televisor en su habitación y dos de cada tres padres reconocen no controlar lo que ven sus hijos. Y de los contenidos, ¡únicamente un 25% de lo que ven los niños son programas infantiles especialmente dirigidos a ellos!

 

Por eso hay que tener en cuenta algunas recomendaciones para que los niños adquieran ciertas responsabilidades a la hora de ver la tele:

  • television-plastilinaAntes de ver la televisión, invítales a leer, a pintar, o a realizar alguna otra actividad. ¡Lo primero que hace el 30% de menores cuando llegan a casa es encender el televisor!
  • Controla el tiempo que pasan los niños frente al televisor, márcales horarios y ayúdales a cumplirlos. Marcar unas rutinas te será de utilidad.
  • Planificad lo que vais a ver. Es mejor encender la tele para ver un programa concreto en vez de encenderla para ver qué hay. Y cuando el programa haya terminado, recordad apagarla.
  • Comentad juntos lo que estáis viendo; utilizad la televisión como vía de comunicación sobre temas de la vida cotidiana, actualidad, y sobre todo, para ayudarles a la diferenciación entre realidad y ficción, así como a crearles un pensamiento crítico sobre la publicidad.
  • No utilices la televisión como premio o castigo. Al contrario de lo que podría suponer, hacerlo supone que ésta se convierta en árbitro de la vida familiar.
  • Nada de televisión antes de ir a dormir. Se recomienda no mirar la televisión como mínimo una hora antes de ir a dormir, ya que ésta provoca que puedan aparecer problemas de sueño. No dejes que la televisión te sustituya para dar las buenas noches a tus hijos.

 

Es innegable que los niños de hoy en día están expuestos a la tecnología audiovisual, son nativos digitales, pero en nuestra mano está educarles en su uso para que los utilicen de un modo eficaz y responsable.

Deja un comentario