Consejos para volar de forma más placentera a bordo

Consejos para volar de forma más placentera a bordo

Los viajes siempre son bienvenidos, sin embargo hay veces que nuestra salud y comodidad se ve afectada dependiendo del tipo de medio de transporte en que elijamos viajar. Piernas entumecidas, falta de sueño, malas posturas y otras molestias se suman a la hora de subirnos a un avión y afrontar un vuelo de varias horas. ¿Cómo mejorar nuestra experiencia de vuelo? Descubre estos consejos para un viaje confortable a bordo.

Viajar en avión implica condiciones ambientales diferentes a un viaje en tren o coche, la presión dentro del avión equivale a alturas que van desde 1800 metros a 2500 metros sobre el nivel del mar lo que puede provocar ciertas molestias en los oídos. Además, al renovarse el aire cada 4 o 5 minutos dentro del avión esto aumenta la cantidad de anhídrido por cinco en el ambiente pudiendo provocar mareos y otros malestares. La condensación también juega un rol importante, lo que hace que sintamos sequedad en ojos, garganta, fosas nasales, etc. ¿Cómo aliviar estos malestares y otros?

En ConTuFamilia os damos algunos consejos para hacer más placentero el viaje en avión y aliviar ciertos malestares a bordo:

  • En el avión, dependiendo del tipo de asiento, los espacios son reducidos por lo que la libertad de movimiento es reducida. Esto afecta nuestro eje postural pudiendo afectar la zona lumbar, el cuello y las piernas. Para evitar estas molestias, se recomienda llevar una almohada ergonómica para descansar el cuello como también realizar caminatas periódicas en el avión para evitar el entumecimiento e hinchazón de las extremidades inferiores (piernas, tobillos, pies) Además, evita llevar calzado y calcetines ajustados, opta por materiales holgados y transpirables.
  • La presión dentro del avión es mayor, y por ello podemos notar que los oídos se tapan para ello puedes optar por mascar chicle o bostezar para aliviar la molestia. En caso de que se viaje con un bebé lactante, darle de mamar puede ser una gran opción.
  •  La condensación a bordo es inevitable, y por ello el ambiente se reseca. Esta situación repercute en nuestro cuerpo provocando sequedad en labios, fosas nasales, garganta, piel, etc. Se recomienda llevar en el bolso bálsamo labial, crema hidratante, suero fisiológico ocular, etc. para solventar el problema.
  •  Las temperaturas suelen oscilar a bordo lo que implica una menor temperatura ambiental en ciertas horas. Para evitar sentir frío a bordo, solicita a la tripulación una manta o bien lleva en el bolso un foulard o pañuelo. Además, es muy importante beber agua durante el vuelo.
  •  Dependiendo del horario del vuelo, la luz o los sonidos pueden afectar a tu deseo de descanso. Para ello lleva un antifaz para dormir y unos tapones para los oídos para poder descansar.

Estos son algunos de los consejos para volar de forma más placentera en vuelos de media o larga distancia. ¡Buen viaje!

 

Deja un comentario