Consejos para escoger un buen hotel familiar

Consejos para escoger un buen hotel familiar

Con el verano a la vuelta de la esquina, planificar las vacaciones en familia se convierte en un escape que te aleja del estrés y del trabajo diario. Sin embargo, si tu familia ya es numerosa y viajas con niños, no todos los establecimientos turísticos son aptos para su entretenimiento y tu tranquilidad.

Ante tales necesidades y exigencias, dos de las Comunidades Autónomas de nuestro país han optado por recoger en una lista exclusiva a todos aquellos hoteles, restaurantes o incluso municipios que a nivel de infraestructura y servicio están preparados para recibir al completo a cualquier familia. Descubre en pocas líneas cómo debes guiarte para seleccionar un hotel de calidad que se adapte a tus necesidades.

Destino de Turismo Familiar, un sello de bienvenida

Hace tiempo que diversas comunidades españolas apuestan por un turismo familiar: Madrid, Valencia, Cataluña, Canarias, entre otras. ¿Qué implica esta categorización de turismo familiar?

Desde hace algunos años, la Agencia Catalana de Turismo identifica con este distintivo a todos aquellos municipios que cuentan con las instalaciones y los equipamientos adaptados para cubrir los requisitos de tu familia. Ciudades como Blanes, Calella, Pineda de Mar o Roses ya disponen del sello distintivo de Destino de Turismo Familiar, que entre otros requisitos exige a los hoteles que ofrezcan habitaciones comunicadas por una puerta interior o dormitorios familiares que incluyan camas suficientes como para poder descansar todos juntos. Estas estancias permiten a los padres mantener una vigilancia permanente sobre sus hijos, mejorando durante la noche la comodidad de cada uno de los miembros de la familia.

La segunda Comunidad Autónoma que a día de hoy también certifica los hoteles familiares con un sello distintivo es la Canaria. Si decides viajar a cualquiera de sus islas deberás buscar la calidad de tu estancia bajo el nombre Family Welcome. Como ocurre en el caso de Catalunya, esta clase de acreditaciones certifican que el hotel cuenta con programas de actividades especiales y personal de animación cualificado para garantizar la diversión y la seguridad de tus hijos. Es importante que estas personas tengan experiencia en el trato con niños y que además cuenten con un amplio bagaje idiomático que les permita comunicarse en varias lenguas.

El entretenimiento de los más pequeños es muy importante, y diversos complejos familiares ofrecen cursos de natación, talleres didácticos, shows y espectáculos mediante monitores especializados.

Suelos acolchados, piscinas pequeñas y calienta biberones

Si viajas a cualquier otra comunidad, es importante que compruebes por ti mismo que el hotel de tu familia cuente con parques infantiles adaptados a la seguridad de tus hijos, evitando así que se corran riesgos innecesarios. Los pavimentos acolchados o las piscinas antideslizantes son ejemplo de un buen establecimiento para niños, que además debe garantizar que la zona acuática o de juego no se encuentre directamente conectada con la pileta para adultos.

Si el hotel te proporciona cunas, dispone de calienta biberones, ofrece menús infantiles, cuenta con baños adaptados para los niños o permite alquilar cochecitos te encuentras ante un alojamiento apto para el merecido descanso de tus vacaciones en familia. También es importante que compruebes que todas las zonas de peligro estén correctamente identificadas y señalizadas y que no existan enchufes u otros focos de riesgo al alcance de tus hijos.

¡Prepara las maletas pero no olvides las 10 cosas que debes llevar al irte de viaje!

Un comentario en Consejos para escoger un buen hotel familiar

  1. […] una infinidad de tipos de alojamiento para tus vacaciones. ¡Conócelos en detalle y elige el que más se ajuste a tus […]

Deja un comentario