¿Cómo ser solidarios? Opciones para dar una mano

¿Cómo ser solidarios? Opciones para dar una mano

El 31 de agosto es el Día Internacional de la Solidaridad, y por ello en ConTuFamilia queremos hacer un artículo especial para propagar el espíritu solidario y así hacer de nuestro mundo un entorno más comunitario y colaborativo.

Existen diversas formas de ser solidario, no todo es cuestión de aportar una determinada cantidad de dinero sino que se necesita también brindar una mano ante determinadas situaciones que así lo requieran. La sensibilidad es un factor esencial, ser permeable y reactivo ante diferentes circunstancias que nos asaltan, un claro ejemplo puede ser el terremoto de Haití en 2010, la catástrofe del Prestige en 2003, el tsunami en Tailandia en 2004, y muchos otros más. Ante este tipo de catástrofes, donde muchas personas se han visto afectadas, la solidaridad aflora a través de SMS, donaciones, y voluntariado.

No todas las personas responden de la misma manera ante estas situaciones de solidaridad, hay quienes aportan dinero, otras ideas, una mano, un colchón, 20 kilos de arroz, una palabra, un hombro, una sonrisa…. La solidaridad excede aquello que uno brinda, es la sensibilidad que aflora ante una necesidad ajena y la urgencia de subsanar o aliviar el pesar ajeno.

En ConTuFamilia, en vísperas del Día Internacional de la Solidaridad, compartimos con vosotros diferentes vías donde poder canalizar nuestro espíritu solidario:

  • Voluntariado: Diversas organizaciones realizan acciones solidarias a nivel local, nacional e internacional, esto requiere de personas dispuestas a colaborar en los diversos proyectos que van desde alfabetización, salud, asistencial, etc. Las opciones son variadas y muy enriquecedoras, de hecho, también es posible el cibervoluntariado, a través de las nuevas tecnologías o microvoluntarios que ofrecen su tiempo y conocimientos para desarrollos online.
  • ONGs, Fundaciones, etc.: Formar parte de una organización sin ánimos de lucro es otra opción, ya sea como voluntario o a través de donaciones económicas para poder materializar y llevar a cabo los diversos proyectos.
  • Sensibilización: Ser promotor de la solidaridad es otra manera de apoyar diversas causas sociales.
  • Solidaridad 2.0: Las nuevas tecnologías nos permiten ser solidarios proponiéndonos realizar denuncias online, captación de fondos y voluntarios, realizar determinadas acciones, etc.
  • Devolución IRPF solidaria: Puedes optar por donar el 0,7% de tu IRPF para fines sociales y solidarios.
  • Donaciones: A veces somos víctimas del consumismo y nuestras viviendas se tornan “guarda de todo”, por ello piensa en la opción de donar aquellas cosas que no necesitas ya que en algún punto del mundo o de tu barrio, alguien lo necesita.

Descubre cómo aportar tu granito de arena y vete a dormir contento.

Deja un comentario