¿Cómo detectar que tu hijo necesita gafas?

¿Cómo detectar que tu hijo necesita gafas?

La falta de interés, la dificultad a la hora de leer, forzar los ojos al mirar la tele o a distancia, son algunos de los síntomas de que tu hijo o hija necesita una revisión con el oftalmólogo pediátrico para ver su capacidad visual. Recientes estudios han determinado que alrededor de un 30% del fracaso escolar se debe a problemas visuales de los niños. ¿Cómo determinar o saber que tu hijo necesita gafas?

Los problemas de aprendizaje en la escuela tienen un aliado: la salud visual. Alrededor del 15% de infantes menores a 8 años padece de problemas visuales como estrabismo, hipermetropía, o afecciones como ojo vago o miopía. En estos casos la detección precoz de dichos problemas visuales puede solucionar el desarrollo de esta afección como aumentar la seguridad del niño.

En ConTuFamilia creemos que la salud visual de los más peques de la familia es muy importante y por ello queremos compartir con vosotros algunos consejos para detectar si tu hijo necesita gafas:

  • Falta de atención escolar
  • Problemas de aprendizaje en el colegio
  • Picor e irritación ocular
  • Esfuerzo visual por parte del niño al concentrar atención a una distancia corta-mediana
  • Dolor de cabeza
  • Dificultad a la hora de leer o lectura guiada por dedo

Tan pronto detectes alguno de estos síntomas, consulta con tu pediatra o con un especialista. Las revisiones visuales se inician cumplidos los 3 años del niño, y luego a los 5 – 6 años para así poder determinar el grado de alcance visual y agudeza con tal de prevenir posibles problemas en el futuro y controlar un correcto desarrollo de la maduración visual del infante.

El control visual de los niños es fundamental no sólo para evitar problemas de aprendizaje en el colegio, sino también para reforzar la seguridad y confianza del niño en su entorno. Los problemas visuales pueden provocar baja autoestima y rasgos de aislamiento social dejando huella en la autodefinición de la personalidad del menor.

Los padres y maestros son fundamentales en la detección precoz de cualquier problema visual por parte de los infantes. Ante cualquier duda se recomienda contactar con un especialista.

Deja un comentario