¿Cómo cuidar tu coche en invierno?

¿Cómo cuidar tu coche en invierno?

Las bajas temperaturas no sólo afectan a nuestra salud, sino que también a la salud de nuestro coche. En invierno los cuidados a nuestro vehículo deben adaptarse a los cambios climáticos para garantizar la buena salud y funcionamiento de nuestro coche. ¿Cómo cuidar tu coche en invierno?

En ConTuFamilia sabemos lo mucho que cuidas y mimas tu coche y por ello queremos compartir con vosotros algunos consejos para que tu coche no sufra el invierno en el motor, batería y rendimiento. A continuación algunos consejos para cuidar tu coche en invierno:

  1. Si puedes optar por guardar el vehículo en un parking o un lugar protegido mucho mejor. De esta manera protegerás la carrocería, el motor y la batería.
  2. Al encender el coche tras un período de estar detenido y a la intemperie, es importante que mantengas el coche encendido antes de iniciar la marcha. De esta forma permitirás que los líquidos activos del vehículo puedan alcanzar la temperatura ideal para así garantizar el buen funcionamiento del motor y de la batería.
  3. Cuida el limpiaparabrisas de tu coche porque podrás necesitarlo ante la presencia de lluvia o nieve. Por ello, se recomienda colocar un cartón o un plástico protector sobre el vidrio para evitar que la nieve o el frío se escarche. En caso de que necesites quitar la nieve o hielo del vidrio, no utilices agua caliente ni escobillas, elige un rascador de hielo y aplícalo suavemente ejerciendo una leve presión.
  4. Si circulas por un entorno de nieve, recuerda que las carreteras pueden tener sal como método de combatir la nieve. Al llegar a casa, intenta lavar la parte inferior del coche para eliminar restos de sal que puede corroer el vehículo.
  5. Revisa con regularidad el nivel de líquido refrigerante y trata de añadir una correcta proporción de líquido anticongelante para preservar el motor.
  6. Es importante que revises la batería del coche para que esté a punto y así responder a un buen rendimiento en invierno.
  7. Los neumáticos deben ser de calidad y de máximo agarre en carretera. Vigila su calidad y nivel de desgaste. Además, recuerda que debido a las bajas temperaturas la presión de los neumáticos es menor, por ello añade más aire de los que indica el fabricante, alrededor de 0,2 bares extras.
  8. Controla las luces, en invierno son importantísimas y cualquier problema con ellas puede causar posibles accidentes en carretera.

 

 

 

Deja un comentario