Claves de preparación para los exámenes

claves-para-estudiar

Exámenes, esa temida palabra para la mayoría de estudiantes, y ese paso previo y necesario para alcanzar un objetivo.
Cada cierto tiempo, muchos estudiantes se ponen alerta y cambian su rutina y hábitos para pasar unos días de sueño, concentración y cierto aislamiento para superar unas pruebas que los acercará a la obtención de un título. ¿Y es ésta nueva rutina adoptada la mejor?

Según diversos expertos, hay una serie de pautas que se deben cumplir para superar con éxito estos periodos, y no siempre es como creemos:

  • Duerme bien. Sí. Duerme. Duerme las horas adecuadas y sobretodo, duerme la noche antes del examen. Dormir ayuda a fijar la memoria y con ello recordarás mejor lo aprendido. Además, descansar bien te ayudará a llegar a tu examen lleno de energía, con mejor ánimo y dispuesto a dar lo mejor de ti.
  • No repases. Aunque no se suela cumplir, se recomienda no repasar ya no las horas anteriores, sino el día previo a la prueba. Hacerlo puede causar confusión.
  • Confía en ti. Te has pasado horas estudiando, aunque creas que te falta temario, seguro que sabes más de lo que crees. Llegar con un ánimo optimista te ayudará a realizar el examen con mayor seguridad.
  • Cuida tu dieta. Tu cerebro necesita glucosa para funcionar. Consume alimentos que contengan carbohidratos y vitaminas de la familia B y E. Evita las comidas copiosas, éstas generan digestiones pesadas que disminuyen tu capacidad de concentración. Además, bebe mucha agua para no deshidratarte y evita excederte con el café y otras bebidas que contengan cafeína: no son buenas para mantener tus nervios a raya. ¡Ah, y no te olvides de desayunar el día del examen!
  • Prepara la logística con antelación. No dejes para el último momento el preparar todo el material que necesites para presentarte a la prueba: material de escritura, calculadora (¡comprueba que funciona bien!), etiquetas identificativas, apuntes… Asegúrate también de cómo desplazarte para llegar con antelación y evitar esos nervios de llegar tarde si hay alguna inclemencia durante tu trayecto…
  • Evita a algunos compañeros antes del examen. Como lo lees. Seguro que tienes compañeros ansiosos que repasan a última hora y te ponen nervioso. Evítalos. Mantente con la máxima tranquilidad que puedas.
  • Resuelve todas tus dudas. Asegúrate de tener la vía adecuada para resolver tus dudas mientras estudias (contacto del personal docente, referencias literarias adecuadas, etc.). En el momento del examen, no dejes de preguntar cualquier duda que te pueda surgir con los enunciados. ¡Hay puntos en juego!

Recuerda que te has estado preparando y que los nervios sólo nublan la mente, por lo que procura relajarte y confiar en tus conocimientos. Responde a lo que se te pregunta y no quieras responder con grandes frases rebuscadas, es mejor ser conciso.

Cuando salgas del examen, ¡no olvides darte un premio, te lo mereces!

Deja un comentario