¿Qué es el bullying y cómo tratarlo?

¿Qué es el bullying y cómo tratarlo?

El acoso escolar se ha convertido en una problemática actual de nuestra sociedad. El bullying tiene lugar en escuelas y colegios y se caracteriza por una agresión e intimidación verbal, física y/o psicológica de forma repetida por uno o más estudiantes contra otro u otros. Este tipo de acoso puede ocasionar consecuencias realmente alarmantes por parte de los niños que la padecen, llegando a la depresión, ataques de pánicos y ansiedad hasta, en ocasiones, suicidio. ¿Cómo tratar el bullying?

¿Qué es el bullying? Se trata de un término inglés que tiene como significado “intimidación”. En España alrededor de un 1,6% de los niños y jóvenes que acuden a diario a sus colegios e institutos padecen este acoso de forma repetida y constante, mientras que un 5,7% lo vive de forma esporádica. Existen diferentes tipologías de acoso escolar o bullying como:

Físico: cuando el estudiante recibe golpes y agresiones físicas como empujones, patadas, etc. como también un ataque a sus objetos personales (destrucción, robo)

Psicológico: se caracteriza por la generación de miedo e intimidación donde el individuo acosador colapsa al acosado mediante insultos, palabras intimidadoras u obliga a realizar actos que éste último no desea.

Social: este tipo de acoso se reconoce por detectarse exclusión y aislamiento por parte del acosado ante los actos intimidantes del acosador.

¿Cómo reconocer que tu hijo padece de bullying? A continuación compartimos algunos síntomas o señales de que el bullying está afectando a tu hijo:

  • Resistencia a acudir a la escuela
  • Aislamiento social
  • Manifestación de miedo, tristeza o ansiedad
  • Humor cambiante, con ciertos matices de agresividad
  • Detección de ausencia o rotura de sus pertenencias al volver de la escuela
  • Detección de heridas en su cuerpo: moretones, golpes, etc.

A la hora de detectar este tipo de acoso escolar o bullying es importante consultar con un especialista. Lógicamente la metodología de abordaje difiere dependiendo de si tu hijo es el niño acosado o el acosador. En ambos perfiles el diálogo y el acercamiento constructivo es primordial, además se recomienda contactar con la escuela y detectar a todos los actores que forman parte de este círculo intimidación (compañeros participantes, víctimas, acosadores, familias pertinentes, autoridades del centro educativo, etc.)

El bullying deja de manifiesto cierto quiebre o rasgadura en nuestros valores como sociedad. Es importante reconstruir el tejido social con el fin de contribuir a una sociedad donde el respeto y la tolerancia prevalezcan.

 

Deja un comentario