Beneficios de la empatía en el trabajo

Beneficios de la empatía en el trabajo

Es una realidad para muchos eso de que pasamos más tiempo en compañía de nuestros compañeros de trabajo que en casa con nuestros familiares y amigos. Las cuarenta horas semanales hacen de nuestros compañeros de rutinas nuestros aliados en esas horas de estrés donde el trabajo apremia, cómplices de bromas y anécdotas, un paño de lágrimas ante situaciones complicadas y un ineludible punching ball para descargar rabietas y tensiones. La empatía y la inteligencia emocional juegan un papel primordial en el entorno laboral. ¿Cómo potenciar nuestra empatía en el trabajo?

La empatía es “entender y reconocer las emociones del otro”, intentar colocarse en la piel del otro y articular la situación y contexto antes de reaccionar. A la hora de comunicar, interactuar, resolver cuestiones y relacionarnos con los demás, la empatía se vuelve el protagonista por excelencia de la gestión de las emociones y las relaciones. En ConTuFamilia compartimos con vosotros los beneficios de desplegar nuestra empatía en el trabajo y damos algunas claves para ser empáticos:

 

1) Antes de reaccionar es importante tomarse el tiempo para analizar la situación e intentar colocarse en los zapatos del otro. Analiza las necesidades de cada compañero, cómo afecta a cada uno de ellos cada incidencia… y baraja las opciones que tienes para gestionar de manera más óptima.

2) Escucha a todas las partes, presta atención qué emociones se activan en tus compañeros a la hora de gestionar problemas.

3) Tómate el tiempo para buscar conciliación y llegar acuerdos. Tener el punto de vista de todos los implicados sirve para tener un panorama más amplio y evitar tomar decisiones unilateralmente.

4) La comprensión es un factor imprescindible. Es importante que tus compañeros de trabajo se sientan escuchados y respetados.

5) Si nos mantenemos sinceros, abiertos, empáticos, seguramente que “contagiaremos” esta sensación a los otros implicados permitiendo la resolución de conflictos.

¡Desarrolla tu parte más empática con estos consejos y fomenta el buen clima laboral!

 

Deja un comentario