5 consejos para conducir con viento en carretera

5 consejos para conducir con viento en carretera

La definición de un buen conductor no sólo debe contemplar los conocimientos técnicos de conducción, sino también la capacidad de reacción, templanza e inmediatez a la hora de gestionar y resolver posibles problemas en la carretera. La lluvia, la niebla, el pavimento resbaladizo, el viento son algunas variables que pueden afectar en tus dotes de buen conductor. El viento se convierte en una de las posibles causas de accidentes de tráfico, y por ello queremos compartir con vosotros algunos consejos para conducir con viento.

En ConTuFamilia compartimos consejos para conducir con viento y así reducir el riesgo de accidentes en carreteras:

  1. El viento puede llegar a desestabilizar el coche, lo que hace que sientas una especie de vibración y limitación a la hora de mantener firme tu volante. Es importante que aminores la velocidad en carretera a la hora de experimentar fuertes vientos. Mantén tus manos firmes en el volante para evitar descontrol.
  2. El viento no sólo tiene incidencia directa sobre el control de tu conducción, sino que también hace que el entorno se vuelva un poco más peligroso que en otras circunstancias. El viento levanta basura, ramas de árboles, etc. que pueden golpear tu coche y traer malas consecuencias.
  3. Mira a tu alrededor y piensa que tanto tu como conductor, como los que comparten carretera están expuestos a las mismas condiciones y “sorpresas”. Por ello presta atención y conduce con márgenes de reacción para evitar accidentes.
  4. Aconsejamos evitar todo tipo de adelantamiento, sin embargo si aún así se realiza os aconsejamos que se haga con máxima precaución y si se trata de un adelantamiento de vehículos grandes como camiones, tened presente que el golpe de aire es mucho mayor y más incontrolable.
  5. El golpe de viento sobre el vehículo es mayor tanto en vehículos grandes como al salir de zonas protegidas como túneles.

Recuerda que el impacto del viento sobre tu coche no sólo depende de su fuerza natural, sino también del centro de gravedad. Esto significa que la distribución interna del peso dentro del vehículo también ofrecerá mayor o menor resistencia.

Conduce con cuidado allí donde vayas, en especial cuando las condiciones climáticas no sean las más óptimas.

 

Deja un comentario